(+34) 971 90 52 02 info@tom-mallorca.com

4T- Terapia de campo magnético

La terapia de campo magnético es un método de tratamiento que utiliza campos magnéticos para aliviar el dolor y favorecer la curación. Se basa en el hecho de que los campos magnéticos pueden influir en el flujo de energía del cuerpo.

La magnetoterapia puede utilizarse para diversas afecciones, como el alivio del dolor de la artritis, la regeneración de huesos rotos y la mejora de la circulación. También puede tener un efecto de apoyo en ciertas afecciones neurológicas como la esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson.

En la terapia de magnético, los campos magnéticos actúan sobre el cuerpo y generan una fuerte bioestimulación. Con ello se pretende estimular el metabolismo celular, aumentar el intercambio de oxígeno e impulsar la circulación sanguínea.

Campos de aplicación:

  • Trastornos de cicatrización de heridas
  • Enfermedades degenerativas del sistema musculoesquelético
  • Tratamiento de la columna vertebral
  • Regeneración tras fracturas óseas
  • Mejora de la circulación sanguínea

Sin embargo, no debe utilizarse en personas con marcapasos u otros dispositivos electrónicos implantables, ya que podría perjudicar su funcionamiento. Las mujeres embarazadas y las personas con infecciones agudas deben consultar a un médico antes de utilizarlo.

Terapia

La terapia de campo magnético se utiliza principalmente en el tratamiento de dolencias musculoesqueléticas y para aliviar el dolor. Por ejemplo, se puede lograr una curación más rápida tras lesiones deportivas, fracturas óseas y artritis.
Algunos estudios también han mostrado resultados prometedores en el tratamiento del dolor crónico. Se recomienda su uso regular para lograr el efecto deseado.

Frecuencia

La frecuencia de uso de la magnetoterapia depende de varios factores, como el tipo y la gravedad de la afección y la respuesta individual del paciente al tratamiento. Por lo general, la terapia se administra a intervalos regulares, a menudo durante varias semanas o meses. Su médico puede ayudarle a crear un plan de tratamiento adecuado que satisfaga sus necesidades y objetivos específicos.

Es aconsejable someterse a la magnetoterapia bajo la supervisión de un profesional sanitario/médico cualificado. El profesional sanitario/médico puede tener en cuenta su historial médico, sopesar los posibles riesgos y garantizar que el tratamiento sea seguro y eficaz. Además, puede adaptar la terapia a sus necesidades individuales y ayudarle si tiene dudas o preguntas.

Nuestras terapias de un vistazo

Autohemoterapia

Terapia con células madre

Terapia de infiltración

Terapia de ácido hialurónico

Diatermia

Monocitos

ChrondoFiller

4T- Terapia de campo magnético

Terapia de ondas de choque

Alquile una CPM