El día de la intervención todo el equipo del quirófano, anestesista, enfermeros y cirujano están únicamente pendientes de su bienestar. Dependiendo de la edad del paciente y antecedentes, después de la intervención estará en observación o le trasladarán directamente a planta. Si usted se siente bien, puede incorporarse el mismo día de la operación y ponerse de pie un momento. El día siguiente empieza la movilización con fisioterapia. La estancia hospitalaria depende de cada paciente, pero en general es de 2-5 días. El día de su alta puede moverse solo y está preparado para recibir un seguimiento fisioterapéutico o rehabilitación.

En el hospital

El día de la intervención (a más tardar el día siguiente) el paciente será movilizado por un fisioterapeuta. Inicialmente asistido con muletas. La pierna operada también puede estar completamente cargada dependiendo de las molestias o dolores. Además se entrena la pierna operada con una férula motorizada.
Con la técnica AMIS no hay limitaciones importantes, significa que el paciente puede tumbarse y dormir de lado.
El alta después de una intervención con el método de AMIS ya es entre 2-7 días después. En este momento el paciente puede subir escaleras y caminar solo.