Las lesiones de ligamentos y tendones ocurren después de un golpe contundente (impacto en la rodilla, torsión de una articulación), pero también después de lesiones con heridas abiertas.

Un ligamento o tendón lesionado ya no puede funcionar correctamente. Las sospechas de lesiones de ligamentos o tendones pueden incluir:

  • Dolor e hinchazón en el area lesionada
  • Moretones en el area lesionada
  • Inestabilidad en dicha articulación
  • Disminución de la fuerza o imposibilidad para mover la articulación lesionada

Si se sospecha de lesiones de ligamentos o tendones, se debe realizar una investigación lo antes posible. Si hay una herida, o una lesión abierta, la investigación debe llevarse a cabo de inmediato.

Otros puntos importantes